11 enero 2008

Elevate


Después de la 2ª Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo.

Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de detrás de su asiento y se dió cuenta que había una rata a bordo y que si roía la cobertura de lona, podía destruir su frágil avión.

Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero. De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas.

Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje.


MORALEJA:

Si amenazan destruirte por envidia, calumnia o maledicencia,

VUELA MÁS ALTO!!

Si te criticaran,

VUELA MÁS ALTO!!!

Si te hicieran alguna injusticia, o defraudaran tu fé...

VUELA MÁS, MÁS... ALTO!!!!!!!


ACUÉRDATE SIEMPRE QUE LAS ratas NO RESISTEN LAS GRANDES ALTURAS...

Aporte de Lord Carlos

2 comentarios:

Marcel.la dijo...

Genial. He visitado por primera vez tú blog y lo que veo y leo es genial. La moraleja me encanta.
Felicidades.
Volveré!

Nico dijo...

Lo de altura a mi se me complica, no por ser enano, sino más bien por mi vértigo, no puedo subir una escalera que todo empieza a girar.
Además gracias por aceptarme en el grupo de bloger uruguayos y ando en esas vueltas de perfil y cosa